fbpx

La industria alimentaria tiene cada vez mas importancia en nuestra sociedad, y es que cada vez son mas las demandas en productos alimentarios. Desde hace bien poco surge la necesidad de automatizar muchos procesos en la industria alimentaria, como por ejemplo embotellar bebidas, envasado de alimentos, control de parámetros durante procesos de pasteurización, etc.

Hoy en día toda la industria alimentaria necesita automatizar sus procesos para mejorar su productividad y precios. Al automatizar los procesos estamos aumentando el rendimiento de la producción, consiguiendo mayor velocidad de fabricación, envasado, embotellado, etc, y reduciendo los costes de personal, mejorando así nuestra presencia en el mercado.

Muchos almacenes agrícolas aun envasan de forma tradicional aumentando sus costes y teniendo que vender a precios mas altos con la desventaja que ello supone hoy en día con la importación de productos de países donde la mano de obra es mas barata como Marruecos. Otro ejemplo donde la mano de obra encarece los precios del producto final seria en el embotellado de ciertos líquidos y bebidas, es necesario una alta cantidad de personal en el proceso de embotellado, ya que se necesita introducir el liquido, poner el precinto, pegar etiquetas, comprobar que no haya errores de cantidad y calidad, etc.

Ventajas de automatizar los procesos en la industria alimentaria

Reducción de costes

Por supuesto la ventaja principal que nos encontramos a la hora de automatizar es la reducción de costes de fabricación. Todo proceso de forma tradicional necesita mano de obra, y la mano de obra habitualmente es no cualificada para reducir costes con lo que suelen ocurrir errores de fabricación, y eso se traduce en un aumento de nuestros costes. Si por el contrario contratamos personal cualificado, habrá menos errores pero aun así tendremos que pagar un sueldo mayor por lo que también se traduce en un aumento de los costes de producción.

Reducción de errores humanos

Cuando automatizamos un proceso, no se necesita tanta mano de obra en la línea de producción, reducimos errores en la fabricación por la contratación de personal poco cualificado y de esta manera reducimos los costes de producción. La inversión que supone la automatización del proceso se acaba amortizando en poco tiempo.

Calidad superior en nuestros productos finales

Otra de las ventajas que podemos observar es el aumento de calidad en nuestros productos, todo proceso automatizado cuenta con el control minucioso de diversos parámetros implicados en el resultado final del producto. Estos parámetros son difíciles de controlar de manera manual sin sensores ni controladores automáticos.

Monitorización y actuación en tiempo real

Además podemos incluir a nuestras instalaciones automáticas, pantallas táctiles HMI para poder monitorizar todos nuestros procesos y actuar sobre distintas fases en tiempo real, teniendo de esta manera total control de nuestro producto.

Control exacto

En procesos de pasteurización podemos controlar con exactitud tanto la temperatura como el tiempo, con lo que nuestro producto final será de mayor calidad.

¿Con que tecnología contamos actualmente?

Actualmente el mundo de la sensórica es muy amplio, esto nos permite poder medir prácticamente cualquier parámetro o variable de nuestro proceso de fabricación. Los sensores por si solos no controlan los procesos por eso hacemos uso de controladores modernos como los conocidos autómatas o PLCs, estos autómatas nos permiten hacer la lectura de cualquier sensor instalado en el proceso y actúan en consecuencia a dicha lectura. Antiguamente la tecnología disponible solo permitía actuar sobre relés o contactores todo o nada, abriendo o cerrando. Hoy en día con el uso de ordenadores inteligentes y autómatas eso ha cambiado, podemos hacer controles avanzados con millones de cálculos por segundo, pudiendo actuar de forma rápida y precisa sobre nuestros procesos automáticos.

Si hacemos un símil con los procesos que no están automatizados, podemos ver que como sensores se utiliza el sentido de la vista del trabajador con lo difícil que es medir por ejemplo una determinada distancia, temperatura, color, humedad, etc. Como ordenador o autómata se utiliza el cerebro humano del trabajador para hacer las operaciones y cálculos necesarios y tomar las decisiones oportunas, y como actuadores se utilizan las manos de dicho trabajador, lo que implica tener experiencia y habilidad para realizar correctamente determinados trabajos. Por lo tanto los procesos de fabricación son muy susceptibles a errores y difíciles de controlar de manera precisa.

¿Cómo lo hacemos?

Nuestros expertos se acercan a la instalación que se quiera automatizar para tomar nota de las necesidades del proceso automático. Elaboramos un presupuesto para el cliente detallando todas las fases y elementos del proyecto. Iniciamos y planificamos el proyecto de automatización. 

Empresa de automatización en la industria alimentaria

Contamos con mas de 15 años de experiencia en la automatización en la industria alimentaria. Cientos de  especialistas de diversas ramas nos acompañan en Caexven. Utilizamos tecnología de ultima generación en todos nuestros proyectos. Nos implicamos con nuestros clientes. Por todo esto y mucho mas deberías contactar con nosotros si estas pensando en automatizar cualquier proceso en la industria alimentaria.